Archive Page 2

LOS TRIBUNALES CONDENAN A EL MUNDO POR UN REPORTAJE 11-M.

El Mundo publicaba el 11-M de 2007 en reportaje sobre una joven víctima de los atentados del 11-M, titulado MUERTA EN VIDA DESDE EL 11-M. Lo publicaba en su separata CRONICA. Hemos podido conocer la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, ante la demanda que presentaron sus padres.

Los reporteros de El Mundo, fotógrafo incluido, se adentraron en el hospital donde se encuentra la cama de la joven, para elaborar un artículo sobre la víctima que permanecía en coma neurovegetativo desde los terribles atentados.

El periodismo amarillo que practican ha sido condenado por un tribunal que sentencia que El Mundo vulneró el derecho a la intimidad personal y familiar y el derecho a la propia imagen, el derecho al honor, que los padres habían defendido hasta que El Mundo invadió su libre voluntad.

Unidad Editorial, editora de El Mundo, y sus reporteros son condenados al pago de 34.000 euros, con la obligación de publicar la Sentencia en El Mundo, en domingo, en el suplemento Crónica o en el que le sustituya, omitiendo el nombre de la Víctima.

En buena lógica la sentencia debería haber sido publicada el 11 de Marzo de 2011, pero andaban demasiado liados con su conspiranoia particular con Pilar Manjón y los sindicatos convocantes de manifestaciones por toda España.

Lo habrán dejado para mejor ocasión, pero estamos ansiosas por ver como Pedro J. cumple su condena por vulnerar el honor, la intimidad y la imagen de una joven víctima. Una de esas víctimas a las que tanto dice respetar.
Lauren Holmes

Anuncios

JOSE RICARDO MARTÍNEZ, EL SINDICALISTA QUE QUISO SER BANQUERO.

José Ricardo Martínez es un animal mediático. Le he visto en algunas ruedas de prensa y es de esos personajes que busca el titular en cada frase.

El archiconocido Iñaki Urdangarín ha declarado en algún momento que sólo hacía lo que veía hacer a los demás. José Ricardo Martínez sólo quiso hacer lo que vio que otros tantos hacían, ingresar en el selecto club de los Consejos de Administración de los bancos.

José Ricardo es un hombre bien relacionado en la política madrileña. Ha visto como sus correligionarios Virgilio Zapatero, Jorge Gómez, Ramón Espinar, o Antonio Romero, pasaban literalmente a mejor vida, ingresando en el Consejo de Administración de Cajamadrid.

Ha visto como, del lado del PP, se situaban personajes como la cuñada de Ignacio González, Carmen Cavero, Mercedes de la Merced, Ricardo Romero de Tejada, el Presidente de la Patronal, Arturo Fernández, medraban en el Consejo de Administración de Cajamadrid.

Hasta su antiguo colega y rival sindical en CCOO, Rodolfo Benito se acomodaba en el Consejo.

La tentación fue demasiado grande cuando el propio Ignacio González quiso asegurarse la Presidencia de Cajamadrid, en contra del hoy ministro de Justicia y antes Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón.

PSOE, UGT, CCOO, Izquierda Unida y el propio Alcalde declararon una guerra abierta durante todo un año que dio al traste con la Presidencia del Aznarista Miguel Blesa y con un Ignacio González, desairado al tener que ver el ascenso de Rodrigo Rato al codiciado puesto de la Presidencia de Cajamadrid. En aquel final de contienda José Ricardo Martínez, sustituyó como ganador a Rodolfo Benito, que pese a todo conservó un honroso puesto en las sociedades participadas.

Poco tiempo ha podido disfrutar José Ricardo de esta ascensión a los cielos de las finanzas sin despertar celos y recelos. Nadie ha reparado en que políticos y empresarios vinculados al PP acaparan la mayoría del Consejo de Cajamadrid y que el resto está en manos del PSOE, CCOO, y una Izquierda Unida que, con un solo representante, José Antonio Moral Santín, controla una vicepresidencia clave y más de 500.000 euros anuales en retribuciones.

Nadie ha reparado en que el bueno de José Ricardo, con sus ya famosos 181.000 euros es uno entre 21 y de los que menos cobra. Porque los millones en el Consejo de Administración conllevan la presencia en otros Consejos de Administración de Sociedades participadas y tarjeta VISA.

No quiero disculparle, ni mucho menos, ni aún su atenuante de que dona el dinero a UGT me parece convincente. Pero la tentación era grande y la carne siempre es débil.

José Ricardo Martínez es un buen sindicalista, muy al estilo de UGT, de verbo fogoso y siempre abierto al acuerdo. Un protagonista de la vida política madrileña, un animal político que un día cedió a la tentación de hacer lo que veía que todos hacían. Un Urdangarín de barrio, un príncipe de pueblo.

No merece morir para que otros 20, en ese Consejo de Administración de Cajamadrid, siga viviendo para siempre, muy por encima del común de los mortales.
Hellen Morgen

ESPERANZA AGUIRRE: LA GRAN FAMILIA

A lo largo de sus años de Gobierno en Madrid Esperanza Aguirre ha intentado instaurar un Régimen Cañí dentro del sistema democrático español.  Para ello ha recurrido a poner de acuerdo a las “familias” del Régimen, creando un entramado de relaciones económicas, políticas y sociales.

 La triada capitolina que preside el Régimen está compuesta por la propia Esperanza Aguirre, flanqueada por su mano derecha Ignacio González y su otra mano – en ningún caso izquierda- Arturo Fernández.

 La Presidenta, ha ido limitando su círculo de máxima confianza a Ignacio González en el Gobierno y en el Partido, laminando cualquier discrepancia funcional, como las que provocaba el otrora  poderoso Paco Granados, maestro de espías.

 Arturo Fernández, se ha ido convirtiendo en el ministro económico del Régimen.  El testaferro de los intereses presidenciales en la economía regional y nacional.  La voz de Esperanza Aguirre en la propia vicepresidencia primera de CEOE.

 Hasta tal punto llega la fluidez de la relación interna de estos personajes que Lourdes Cavero, la esposa de Ignacio González, Presidenta de la empresa Subastas Segre, ha pasado a convertirse en vicepresidenta adjunta al Presidente de CEIM, Arturo Fernández, con un sueldo base de 78.000 euros anuales.

 No queda ahí la cosa, porque la cuñada de González y hermana de Lourdes Cavero Mestre, Carmen Cavero Mestre, es consejera de la Corporación Cibeles de Cajamadrid, donde cobra 150.000 euros anuales, y también socia de Subastas Segre, como su otra hermana Pilar Cavero Mestre.

 Por su parte el hermano de Ignacio González, Pablo se encuentra implicado en la adjudicación del campo de Golf de Chamberí, en los terrenos del Canal de Isabel II.

 Un círculo de intereses que acapara recursos públicos y los lleva al cajón del beneficio privado.  La última operación consiste en la fusión de dos presidencias en la persona de Arturo Fernández.  La Presidencia de la Patronal madrileña y la de la Cámara de Comercio.  La Cámara de Comercio de Madrid es uno de los pocos organismos, junto a la Agencia de Empleo del Ayuntamiento de Madrid, que podrá contar con una agencia de colocación.

 Con esta operación Arturo centraliza los cuantiosos recursos para el empleo y la formación empresarial en un organismo como la Cámara de Comercio.  El círculo se cierra y el club de intereses que gobierna Madrid afianza su poder político y económico.  La gran familia resulta triunfante, a la espera de nuevas oportunidades de negocio, al calor de nuevas iniciativas públicas, como la privatización del Canal de Isabel II, el Metro, o Telemadrid.  Todo atado y bien atado.

Louise Norton

JUBILACIONES POLÍTICAS DE ORO.

Leo en un periódico digital una noticia que habla de las jubilaciones doradas de algunos políticos en los Consejos de Administración de entidades financieras. El primero de ellos el exministro Rodrigo Rato, que cobra cerca de tres millones de euros por su presidencia de BANKIA.

Es el caso, también, de Virgilio Zapatero, ex Rector de la Universidad de Alcalá de Henares y ex ministro socialista refugiado en el Consejo de Administración de Bankia, cargo por el que percibe casi 200.000 euros. Otro tanto ocurre con Antonio Tirado ex alcalde socialista de Castellón que percibe, también en Bankia, unos 182.000 euros.

Tampoco IU queda libre, con un incombustible José Antonio Moral Santín, quien acumula cargos en Bankia y en numerosas empresas del grupo hasta alcanzar los 278.000 euros de remuneración.

En cuanto a Agustín González, del PP, Presidente de Caja de Ávila, miembro del Consejo del Banco Financiero y de Ahorro, Presidente de la Diputación de Ávila y Alcalde del El Barco de Ávila, recibe hasta 224.000 euros.

Otros, como Javier Santamaría, senador del PP, no desvela sus ingresos en Caja Segovia, o en el BFA acogiéndose a la Ley de Protección de datos.

Estas situaciones no sólo se producen en BANKIA, sino en numerosas entidades financieras. El proceso de privatización de las Cajas ha buscado justificación en la mejor gestión profesional de sus recursos y, sin embargo, el resultado final es que un buen número de políticos ha encontrado acomodo en las nuevas estructuras privatizadas. Y es que la clase política no puede seguir presentándose ante la sociedad como una casta social con beneficios blindados en todos los órdenes de la vida.

Es cierto que no todos los políticos son iguales, pero noticias como esta, en la que aparecen implicados personajes del PP, PSOE, IU, sirven de carnaza a cuantos desde la derecha ultramontana o la izquierda radical intentan desacreditar la labor de la política y los políticos. Es la democracia misma la que se debilita, abriendo las puertas a las vías populistas autoritarias. Eso que algunos llaman el fascismo que viene.

Marta Epstein

LA PRIMERA ALCALDESA DE MADRID

Gallardón jugó sus cartas, presionó hasta el último momento y ganó su ansiado ministerio. Hoy. Ana Botella es la primera alcaldesa de la capital. Ya sólo por eso pasará a la historia. Su discurso de investidura ha estado plagado de buenas intenciones y ha mantenido, en lo esencial, el tono de su predecesor.
Ahora toca saber si estará a la altura y podrás remontar todo un pasado de peras y manzanas, de gaviotas reidoras, que le han caracterizado a lo largo de estos años y que hacen ver con prevención y hasta con regocijo mediático su acceso a la alcaldía. Madrid es duro y cruel con sus políticos, aunque menos que con sus habitantes.
De ella dependerá dejarse devorar o sortear cada trampa que cada día le tenderán sus adversarios, más internos que externos, si tomamos en cuenta las complacientes palabras de la oposición, que se relame esperando un desastroso gobierno al que pasar factura dentro de tres años.
Tiene un buen equipo heredado y buenos asesores que han hecho el trabajo sucio de las concejalías que ha ido ocupando, como el impagable Antonio de Guindos, hermano del ya ministro de Economía, que ha ido allanando el camino de la hasta ahora consorte de Aznas y, a partir de ahora, Ana Botella.
Si confía en lo equipos heredados, supervisa su tarea y se dedica esencialmente a inaugurar, pronunciando discursos elaborados por los mismos que se los escribían a Gallardón, puede ganarse fama de mujer de consensos, buenas palabras, entendimiento en tiempos agrios como los que se avecinan.
Si, por contra, se mete en camisas de once varas, intentando emular a la inigualable Espe, puede meterse en líos de difícil digestión para ella, su equipo y su propio partido. Me da la impresión de que Ana es menos tonta de lo que parece y que sabrá navegar en este callejón de gatos agresivos e implacables que es Madrid.
Aunque sólo sea por tratarse de la primera mujer alcaldesa de Madrid y aunque me encuentre tan lejos de sus planteamientos ideológicos y religiosos, en la órbita de los legionariosdecristo (así en minúsculas y todo seguido), como mujer y madre, como yo, y abuela (que espero ser algún día) quiero desearle…suerte.
Lauren Bergson

GALLARDÓN, ESPERA Y DESESPERA

Mucho se viene hablando y especulando sobre el salto de Gallardón a la política nacional. El mismo Alberto no se ha molestado en desmentir, sino muy al contrario, ha dado trigo a los pajaritos que propagan la cantinela. Las prisas y la imprudencia, hace ya cuatro años, dieron al traste con la misma pretensión y Rajoy terminó dando con la puerta en las narices al Alcalde capitalino.

Esta vez, Rajoy desearía llevarse consigo a Gallardón. Se lo ha ganado y se lo merece. Pero, Gallardon, se ha cavado su propia fosa. Su incapacidad para controlar y pesar en el PP madrileño, controlado con mano de hierro por Esperanza Aguirre, le ha llevado a plantear una sucesión imbatible para los aguirristas: La Botella al poder. La Botella de Aznar, con sus gaviotas reidoras, sus peras y manzanas, sus bodas familiares en El Escorial.

Ese es el Talón de Aquiles de Alberto. Mariano no puede permitirse dejar la Comunidad de Madrid en manos de Aguirre y de Alcalde Consorte a Aznar.

Por eso el riesgo para el actual Alcalde es tener que quedarse en Madrid, participando en la desestabilización definitiva de Esperanza Aguirre, con la ayuda de unos cuantos cientos de cuadros del PP madrileño, que ahora pasarán a ocupar cargos en el Gobierno del Estado. El Congreso del PP-Madrid va a ser cainita y la lideresa ha decidido prepararlo pasando a cuchillo a Paco Granados, que abandonaba demasiadas veces su despacho en la primera planta de Génova para tomar café en los despachos de las plantas superiores del PP Nacional.

Tras los Congresos Nacional y Regional del PP, alcanzando el objetivo de controlar Madrid, Mariano auparía a Gallardón a un Ministerio, cuando se produjera la primera remodelación del Gobierno, algunos de cuyos ministros se quemarán a lo bonzo con los primeros recortes de choque.

Eso sí, Rajoy incorporaría ahora a parte del equipo Gallardón en puestos de segundo nivel. Ahí se habla de Manuel Cobo como Secretario de Estado de Deporte, o Concepción Dancausa en Servicios Sociales, o Dependencia. Incluso Juan Bravo podría entrar como Secretario de Estado de Hacienda.

Dolores Brenson

Y EL PRINCIPIO 11 DE LA PROPAGANDA DE AGUIRRE: UNANIMIDAD

Si cada individuo está convencido de que piensa como todo el mundo, tenemos todo ganado. Lo que dice Esperanza Aguirre es lo que piensa todo el mundo, lo cual crea una sensación de unanimidad muy beneficiosa para la lideresa.

Sería impensable, para el propio Goebbels, que sus principios de propaganda fueran tan unánimemente aceptados y tan meritoriamente aplicados.

La unidad de España, ETA, el anticastrismo y antichavismo, la ceja, los sindicatos, el 15-M, las camisetas verdes, suscitan el aplauso “unánime” de los acólitos de la lideresa, bien pagados, por supuesto.

La propaganda tiene que terminar creando unanimidad y por eso debe ser planteada y ejecutada por una sola autoridad que emite directrices, las explica y supervisa con mano de hierro.

Veréis que cada mañana la consigna es una y comienza a ser repetida, difundida, explicada a todas horas y con todos los medios al alcance. Camisetas verde mañana, tarde y noche. Camisetas verdes en las radios, los informativos, las TDT, los blog, los twitter y los facebook.

Veréis cómo se acalla a los discrepantes. No existen derrotas. Ni se reconocen. Si es necesario, se declara la Guerra Total y santas pascuas.

El pueblo alemán comió hasta el final en la mano de los nazis. ¿El pueblo de Madrid come en la mano de Esperanza Aguirre? ¿Por cuánto tiempo?.

Dicen que se puede engañar a uno todo el tiempo, a muchos durante mucho tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo. ¿Cuándo y cómo se le romperá la correa de transmisión y veremos la realidad de Correa y la Gürtel?

Agnes Moore


Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,702 hits