Archive for the 'Uncategorized' Category

TRUCOS PARA NO SER CASTA

No crean ustedes que es fácil de entender, para una observadora extranjera como yo, los conceptos que se manejan en la política española del momento. Llevo dos años realizando pequeños trabajos de corresponsalía con diferentes medios europeos y estadounidenses y es difícil encontrar un parangón con ningún otro país del mundo, que permitan explicar lo que aquí se califica como casta. Ni siquiera en la India he encontrado un referente que permita establecer algún parangón válido con la conceptualización de casta que manejan en España.

Como siempre, lo mejor es acudir al estudio de la propia realidad, para encontrar una respuesta no se si acertada, pero aceptable. He participado en muchas asambleas de barrios, desahuciados por la hipoteca, afectados por las preferentes, movimientos asociativos, del 15M, de mesas y plataformas de todo tipo. El que nadie te pida identificarte facilita mucho las cosas, la verdad. Así he descubierto a numerosos personajes que llevan toda la vida inmersos en todo tipo de organizaciones y que incluso han participado activamente en la gestión administrativa y de los recortes operados por los gobiernos regionales, municipales, o central, pero que consiguen evadir ser clasificados como casta, mientras que hay otros que forman parte de la “casta” sin comerlo ni beberlo, que dicen por aquí.

He conocido a un alto responsable de las estadísticas de la Administración Sanitaria, ya jubilado, con una buena pensión, que ha suministrado todos los datos que han permitido llevar adelante los recortes sanitarios y las privatizaciones de hospitales, que ha encontrado notoriedad y cierta fama en la defensa postrera de la sanidad pública. Mientras trabajaba, coqueteaba discretamente con partidos y sindicatos de la izquierda, sin que nunca le dieran un carguillo acorde con sus merecimientos. Ahora, va pasando de mesas de defensa sanitaria, a grupos de expertos en deuda pública impagable, a pasar temporadas alejado de todo, para volver a resucitar como asesor de los grupos de afectados por enfermedades raras.

Otro ejemplo significativo lo he encontrado en una Jefa de Servicio de alto nivel retributivo, responsable de programas de servicios sociales, convertida de pronto, también tras jubilarse,  al apostolado de las mareas de todo tipo y asesora de Podemos en materia social. Excuso decir que muchas y muchos de los que han acompañado a ambos en sus carreras profesionales, no han tenido tal suerte y son unánimemente considerados parte dela casta sanitaria o dela casta de los servicios sociales.

He conocido cincuentones, que llevan toda la vida en esto de la política española, hasta el punto de haber sido fundadores y dirigentes de las secciones juveniles de los partidos de la izquierda más tradicional, que han subsistido viviendo de sus actividades profesionales vinculadas con la  política y los políticos, o que han encontrado acomodo durante años en instituciones universitarias al calor de algún enchufe, que han sabido  reconvertirse en líderes de la renovación de la política española. 

Parece ser que el mejor truco para no formar parte de la maldita “casta” consiste, en estos tiempos de crisis, en estar en continuo movimiento, apareciendo y desapareciendo, participando en todo tipo de grupos de whatsap, twitter, facebook, grupos de correo electrónico y demás utensilios, asistiendo a asambleas y cambiando el nombre de las mismas, desapareciendo del escenario, para aparecer en otro al poco tiempo.

Quienes no saben hacer esto. Quienes llevan toda la vida realizando un trabajo concienzudo y no se han vendido en cuerpo y alma, para ascender hasta cargos y puestos de libre disposición. Quienes no han utilizado el enchufe y por méritos propios han alcanzado responsabilidades públicas, porque forman parte de esa tropa de buenas gentes que trabajan y utilizan su inteligencia para sacar adelante un buen trabajo, aun en las peores condiciones posibles. Quiens haciendo ésto siempre han estado en el mismo sitio, sea un partido político, o una administración pública española. Esos tienen muchas posibilidades de ser calificados como casta.

Y es que son ustedes habitantes de un país en el que, como les recuerda su compatriota Arturo Pérez-Reverte “En España los estúpidos hacen tanto ruido que tapan lavoz delos buenos”.

Hanna Baumann

Anuncios

MADRID EN VENTA

El PP madrileño no lo tiene fácil. Esperanza Aguirre goza de buena salud y aglutina los sectores más afines al “carajillo party”, que es la versión castiza del “Tea Party” de Sarah Palin en Estados Unidos. Pero con eso no se gana Madrid. Con un Gobierno cuyo programa es bronca con Zapatero, bronca con los nacionalistas, bronca con el resto de España, bronca con todo lo que se mueve, bronca con Rajoy (larvada) y Gallardón (diaria). Con bronca se mueven las filas pero no se gana Madrid. Las encuestas lo dicen. El PP madrileño camina en el filo cortante de la mayoría absoluta.

El PSM, los socialistas madrileños, se enfrentan a una primarias que, según y cómo, puede darles más proyección mediática y posibilidades electorales, gane quien gane, siempre que no haya excesiva sangre y el Partido salga unido frente al PP.

Así las cosas Izquierda Unida y la UPyD de Rosa Díez, alcanzan mucho valor en los pactos poselectorales. Izquierda Unida, que previsiblemente rentabilizará la pérdida de apoyo a Zapatero por la izquierda, venderá caro su inevitable apoyo al PSM si éste no supera al PP en votos y diputados. Aún así, este apoyo puede ser insuficiente, si Rosa Díez confirma previsiones y se hace un hueco en Madrid, a costa de Aguirre y del PSM, fundamentalmente.

Ese apoyo sería carísimo y tremendamente inestable. Rosa no se va a jugar su futuro en las generales del año próximo por dar un declarado apoyo al PP o al PSM en el gobierno de Madrid. A cambio de una mera abstención y pactos puntuales, unos u otros, tirios o troyanos, socialistas o populares, tendrían que pagar un precio desorbitado pero inevitable.

Habrá que ver a Aguirre, soportando a Rosa en torno a un Té y tragando quina ante sus apreciaciones y exigencias. Qué decir del cafetito de Tomás, o de la Trini, con Rosa, para aceptar sus condiciones, que tal vez incluyan la Presidencia de la Comunidad…o la Alcaldía. Mientras tando Fidalgo, el ex-lider de CCOO, deshoja la margarita o, mejor aún, la Rosa.

Lo que tendremos aún que ver en el Callejón del Esperpento de nuestros madriles. Año apasionante el que nos espera

Rudolph Mata

AGUIRRE APOYA A CASCOS-CASCOS APOYA A AGUIRRE

La extrema pareja sigue sus andanzas. Si Cascos golpeaba con sus cascos a los policías para fabricar pruebas hoy es Aguirre la que muestra su respaldo “total y absoluto” a Cascos porque le han fabricado pruebas. Amor con amor se paga, favor con favor se paga.

AVISPERO MADRILEÑO

Madrid se está convirtiendo en un avispero. El caso Gürtell, las crisis internas del PP, la designación de candidatos, la imputación del Juez Garzón. La judicialización de la política, la crispación generalizada. Madrid es la plaza de las crispaciones nacionales, protagonista y actora fundamental de cuanto se fractura en España.

Va siendo hora de que alguien ponga sensatez en el Foro, antes de que alguien acuse a la capital de ser la causante de los males de todo el Estado. Rajoy no puede seguir mirando para otro lado y Zapatero debería negociar cuanto antes con él una pacificación de la vida pública desde la asunción de las responsabilidades penales a las que hubiera lugar.

La sociedad debe alzar su voz contra la irresponsabilidad de una clase política que está sacando a pasear lo peor de sí mismos. Hasta ahora sólo el Rey se ha atrevido a reclamar acuerdos políticos y pactos con sentido de Estado, pensando sin duda en la crisis, pero mirando de reojo la situación política que puede desbordarse e inundar al país. La berlusconización de España, su asimilación a la situación italiana, no es buena para nadie y todos pueden cabar perdiendolo todo.

Klaus Hermann

MALAS NOTICIAS PARA EL PERRO FLACO DE GERARDO.

Las malas noticias nunca vienen solas y a perro flaco todo son pulgas.  Gerardo Díaz Ferrán, que hasta hace bien poco presumía de haber construido un imperio sobre el minimalista negocio de un par de autocares que tenía su padre para transportar viajeros, ve como se desmoronan ante sus ojos las bases de unos negocios que él creía sólidos y perdurables  y no lo eran tanto.

El tandem Gerardo-Gonzalo, o Díaz Ferrán-Pascual, ha perdido fuelle y se precipita por momentos hacia el abismo.  Desde posiciones liberales sólo cabe constatar el desastre, tomar nota y dejar hacer al mercado.  Pero Esperanza Aguirre no es una liberal al uso y anda preguntando por los corrillos que se montan a su alrededor, qué posibilidades tienen Gerardo  de resistir en todos los frentes abiertos.

Arturo Fernández, cuñado y heredero en la CEIM de Gerardo, no puede sin embargo, mentir a la Presi y reconoce que la situación no es buena y que su pariente lo tiene muy mal en los negocios y en CEOE.

El grupo asegurador Mercurio acaba de ser disuelto por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía.  Seguros Mercurio no cuenta con la liquidez necesaria para hacer frente a los compromisos inmediatos y el regulador considera que retrasar la medida sólo puede contribuir a incrementar los riesgos, motivo por el cual, ni se ha molestado en aplazar 45 días la decisión, como reclamaba la compañía de Seguros, en espera de que algún milagro inversor inyectara liquidez adicional en la Compañía.

Le duele a Esperanza porque Gerardo ha sido compañero fiel en su recorrido presidencial, por más que en los últimos tiempos sus penas con Aerolíneas Argentinas, su primer gran pecado de capital, le obligara a templar gaitas con el Gobierno de la Nación, e incluso a no ser un aguerrido aguirrista en el combate personal de la Presi con el ya ex -Presidente de Cajamadrid, a quien Díaz Ferrán apoyó desde su puesto en el Consejo de Administración. 

Al final traicionó a Blesa y este le pagó revelando impagos de créditos y demás zarandajas, para desacreditar aún más el crédito en horas bajas de Gerardo.  Una puñalada de última hora que ha sido más que pulga en el flaco galgo de los amigos Gerardo y Pascual.

Primero fue Aerolínea Argentinas, el destino de los créditos oficiales, los juicios abiertos, los conflictos con el Gobierno Argentino.  Hubiera sido superable si la crisis no hubiera segado la credibilidad y financiación de las empresas.  La caída de la compañía de bandera de los Marsans, Air Coment, de un día para otro, dejando a miles de viajeros en el dique seco de los aeropuertos y a cientos de trabajadores en la calle, fue un anuncio público que ponía precio a la cabeza de los dos socios.

Ningún patrono le ha retirado la confianza al frente de la CEOE, pero pocos le apoyan en público, y muchos le critican en privado.  No Arturo aunque, a estas alturas, duda de su futuro como empresario y jefe de la poderosa CEOE.

Sólo faltaba Seguros Mercurio, la Compañía que asegura al Grupo Marsans, que de golpe se encuentra descubierto por otro nuevo flanco.  El torpedo ha entrado de lleno en el caso de Marsans y todo apunta a que será cuestión de tiempo que empiece a hacer agua, al tiempo que se abren nuevas vías, por más que el gobierno aliente vías de financiación para taponar la brecha.

La caída de Pascual daría casi igual, pero la caída de Gerardo no le viene bien a casi nadie.   No le viene bien a Esperanza que pierde un adalid siempre dispuesto a cubrir sus apuestas privatizadoras y defenderla a “micrófono abierto” cuando no puede hacerlo en micrófono oficial.  Un financiador del Partido sin complejos

No le viene bien a Zapatero, que tiene pendiente una negociación con empresarios y sindicatos, que amenaza ruina por las imprudencias intencionadas de algunos responsables de la CEOE, como Cavada, que unas veces responden a facciones de la CEOE y otras a fracturas del propio PP.  Una CEOE desgobernada es mala noticia para cualquier gobierno.  Gerardo, no siendo una bicoca, es de esos empresarios dispuestos a entenderse con el que manda y dispuesto a pactar si hay chicha de por medio.

Tampoco le viene bien a los sindicatos UGT y CCOO.  Si para ellos la despedida de Cuevas marcó un difícil periodo de readaptación a una CEOE que se entendía a sí misma más como lobby que como organización patronal profesionalizada, un nuevo cambio patronal, sin seguridad de estabilizar a la CEOE, en tiempos de crisis, con el desarrollo del Acuerdo de Negociación Colectiva pendiente y unas negociaciones con el Gobierno y patronal abiertas, mientras los políticos se muestran incapaces de alcanzar acuerdo alguno de futuro, puede desembocar en tensiones que fuercen al Gobierno a tomar medidas que toquen derechos laborales.

En cuanto a Arturo, cómo no decir que se hincha cuando alguien lo nomina para ocupar el puesto de Gerardo.  Pero ahora que tiene al alcance de la mano añadir el diamante de la Cámara de Comercio a su presidencia de la CEIM y con la seguridad añadida de tener hilo directo con Rato, desde su asiento en el Consejo de Administración de Cajamadrid, donde el calor del dinero no falta nunca, no necesita entrar en el avispero de la cúpula patronal española.

A nadie le viene bien, pero ya verán ustedes, queridos lectores, cómo nadie saldrá en su defensa porque nadie quiere salir en al foto con un condenado y Gerardo lleva visos de serlo.  Por merecimiento propio, todo hay que decirlo.  Su ambición desmedida le hizo incurrir en riesgos innecesarios, acudiendo a batallas empresariales y políticas, buscando la fama que a tantos ha hundido y descuidando la salud de sus empresas, que se pone a prueba no cuando el tiempo es bueno, sino cuando el frío y la tormenta arrecian y el proyecto empresarial de Gerardo, ya está claro, no resiste bien el temporal.

Declaración de intenciones

Somos muchos, aunque aquí no estamos todos. Ya irán llegando, poco a poco. No hay prisa, cuando El callejón del Esperpento lleva tantos, tantísimos años, reflejando las deformaciones del Madrid de los milagros.

Somos muchos, o no tantos. Hemos llegado poco a poco. Unos por unas causas, otros por otras. Todos escribimos, o hemos escrito, o hemos firmado una crónica, o una noticia en cualquier medio. O nos escuchas en una tertulia de radio, o de televisión.

Nos ganamos la vida en esto, con la palabra. Defendemos lo que toca. Algunas veces lo que creemos, otras veces lo que creemos que tenemos que creer. No es necesario que nos digan lo que hay que defender en cada momento. La libertad de prensa es sagrada. La libertad de opinión es sagrada. Pero la libertad de contratar también lo es. Así que terminamos por defender lo que creemos que hay que contar para seguir viviendo.

Alguno hasta se ha pasado de frenada y se ha visto estampado contra la oficina del paro. Eso cuando tenemos derecho a paro, porque casi siempre somos mercantiles, autónomos, becarios, freelance…

 Nos lees cada día. Nos escuchas. Nos ves contándote cosas en la tele, entrevistando a alguien. Opinando. Nos ves seguros. La procesión va por dentro. Coincidimos en muchos actos, ruedas de prensa, declaraciones, presentaciones, inauguraciones. Comentamos las jugadas. Opinamos lo mismo, o no. Tomamos copas, reimos, nos animamos unos a otros. Nos lloramos nuestras penas. Nos reimos de ellos, de los protagonistas de la noticia. A veces valoramos el empeño que ponen, su buen hacer.

El callejón del Esperpento es una vía de paso. Pero Madrid se refleja cada día en sus espejos. Se contorsiona, se deforma, se escribe, se cuenta, se narra a sí mismo. Se interpreta, reinterpreta y se explica.

Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento.

Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.

Mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas.

Sabes que no te vamos a engañar. Tampoco te diremos la verdad. Sólo nuestra verdad, reflejada en los espejos del Callejón del Esperpento.