Archive for the 'Medios de Comunicacion' Category

ROSY de DIEZ

Ahora nos cuenta Rosa Díez que hay muchos españoles que aún no se han dado cuenta de que son afiliados de UPyD. Magnífica manera de incrementar la afiliación de un partido sin afiliados, pero con muchos cuentos que contar.

Rosy es el camino más directo al populismo barato y descarnado que aparece en los paises cuando se ha perdido ya la noción de serlo y se desencadenan los fantasmas acartonados del pasado. Rosy es alguien porque demasiada gente hemos perdido el Norte y buscamos una personalidad fuerte, una apariencia de honestidad y coherencia.

Y, con sólo esa apariencia, ya le basta a Rosy para reclamar las esencias de una mayoría que no posee, ni poseerá, pero que nada sobre el destrozo generlizado de una España que lleva ya muchos años sin saber dónde va, ni donde quiere ir.

Es Rosy la musa de la autodestrucción. Es el compendio de los malos tiempos que corren, en los que sin comerlo ni beeberlo y hasta sin saberlo, podemos acabar formando parte de un movimiento nacional encabezado por alguna insospechada lideresa con nombre de Rosa o de Esperanza.

Martina Pechkova

Anuncios

LA PRIMERA ALCALDESA DE MADRID

Gallardón jugó sus cartas, presionó hasta el último momento y ganó su ansiado ministerio. Hoy. Ana Botella es la primera alcaldesa de la capital. Ya sólo por eso pasará a la historia. Su discurso de investidura ha estado plagado de buenas intenciones y ha mantenido, en lo esencial, el tono de su predecesor.
Ahora toca saber si estará a la altura y podrás remontar todo un pasado de peras y manzanas, de gaviotas reidoras, que le han caracterizado a lo largo de estos años y que hacen ver con prevención y hasta con regocijo mediático su acceso a la alcaldía. Madrid es duro y cruel con sus políticos, aunque menos que con sus habitantes.
De ella dependerá dejarse devorar o sortear cada trampa que cada día le tenderán sus adversarios, más internos que externos, si tomamos en cuenta las complacientes palabras de la oposición, que se relame esperando un desastroso gobierno al que pasar factura dentro de tres años.
Tiene un buen equipo heredado y buenos asesores que han hecho el trabajo sucio de las concejalías que ha ido ocupando, como el impagable Antonio de Guindos, hermano del ya ministro de Economía, que ha ido allanando el camino de la hasta ahora consorte de Aznas y, a partir de ahora, Ana Botella.
Si confía en lo equipos heredados, supervisa su tarea y se dedica esencialmente a inaugurar, pronunciando discursos elaborados por los mismos que se los escribían a Gallardón, puede ganarse fama de mujer de consensos, buenas palabras, entendimiento en tiempos agrios como los que se avecinan.
Si, por contra, se mete en camisas de once varas, intentando emular a la inigualable Espe, puede meterse en líos de difícil digestión para ella, su equipo y su propio partido. Me da la impresión de que Ana es menos tonta de lo que parece y que sabrá navegar en este callejón de gatos agresivos e implacables que es Madrid.
Aunque sólo sea por tratarse de la primera mujer alcaldesa de Madrid y aunque me encuentre tan lejos de sus planteamientos ideológicos y religiosos, en la órbita de los legionariosdecristo (así en minúsculas y todo seguido), como mujer y madre, como yo, y abuela (que espero ser algún día) quiero desearle…suerte.
Lauren Bergson

Y EL PRINCIPIO 11 DE LA PROPAGANDA DE AGUIRRE: UNANIMIDAD

Si cada individuo está convencido de que piensa como todo el mundo, tenemos todo ganado. Lo que dice Esperanza Aguirre es lo que piensa todo el mundo, lo cual crea una sensación de unanimidad muy beneficiosa para la lideresa.

Sería impensable, para el propio Goebbels, que sus principios de propaganda fueran tan unánimemente aceptados y tan meritoriamente aplicados.

La unidad de España, ETA, el anticastrismo y antichavismo, la ceja, los sindicatos, el 15-M, las camisetas verdes, suscitan el aplauso “unánime” de los acólitos de la lideresa, bien pagados, por supuesto.

La propaganda tiene que terminar creando unanimidad y por eso debe ser planteada y ejecutada por una sola autoridad que emite directrices, las explica y supervisa con mano de hierro.

Veréis que cada mañana la consigna es una y comienza a ser repetida, difundida, explicada a todas horas y con todos los medios al alcance. Camisetas verde mañana, tarde y noche. Camisetas verdes en las radios, los informativos, las TDT, los blog, los twitter y los facebook.

Veréis cómo se acalla a los discrepantes. No existen derrotas. Ni se reconocen. Si es necesario, se declara la Guerra Total y santas pascuas.

El pueblo alemán comió hasta el final en la mano de los nazis. ¿El pueblo de Madrid come en la mano de Esperanza Aguirre? ¿Por cuánto tiempo?.

Dicen que se puede engañar a uno todo el tiempo, a muchos durante mucho tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo. ¿Cuándo y cómo se le romperá la correa de transmisión y veremos la realidad de Correa y la Gürtel?

Agnes Moore

DECIMO PRICIPIO DE PROPAGANDA DE AGUIRRE: TRANSFUSIÓN

La propaganda siempre actúa sobre un sustrato cultural que se ha ido acumulando durante siglos, en muchos casos. Hay que saber utilizar los odios, los perjuicios, la mitología tradicional para que nuestras ideas propagandísticas arraiguen en terreno abonado.

Los funcionarios son unos vagos desde el “vuelva usted mañana” de Larra. Los profesores son unos vagos, dice Aguirre y cala y cuela.

La corrupción es general y generalizada en España, donde hasta los tribunos romanos eran fiscalizados y encarcelados tras desempeñar altos cargos en la Península. Fabricar camisetas verdes y venderlas constituye el negocio del siglo, una corrupción superior a la Gürtel, un fraude fiscal generalizado.

Así, en escalada, hasta la guerra total, si es necesario. Esperanza Aguirre se ha convertido también en una maestra sin camiseta verde, en esto de la transfusión propagandística.
Agnes Moore.

NOVENO PRINCIPIO PROPAGANDA DE AGUIRRE: SILENCIACIÓN

Tener éxito con tus ideas no consiste sólo en buscar un enemigo único, mezclando a todos tus enemigos en una única categoría, echando sobre él tus propios errores y defectos, señalándole como amenaza grave, vulgarizando los mensajes, orquestándolos, renovándolos y dotándolos de apariencia de verdad.

Tan importante como todo esto es silenciar al enemigo. Para ello se necesitan muchos medios de comunicación afines. Y Esperanza los tiene a patadas.

Se trata de limitar tus flancos débiles, los fallos en tu ideología, o en tu acción política, acallando a tu adversario y a cuantos difunden sus ideas. Acallar por todos los medio a cuantos pueden dejarte en evidencia, aunque sea contraprogramando noticias inventadas.

Si se te acaba la cuerda con que si los profesores son unos vagos, te inventas el fraude fiscal de las camisetas verdes y lanzas a tus tertulianos en masa, hasta acallar los argumentos en contra. Si un tribunal te anula unos servicios mínimos en Metro, o la concesión de un colegio público a una empresa privada, te buscas un escándalo en Parla, o la lías con los de la ceja.

Si hay que cargarse a unas cuantas organizaciones que animan el conflicto, pues dices que todos los profesores son liberados a sueldo o le quitas la subvención a la Federación de Madres y Padres Giner de los Ríos. Liarla con los de la ceja siempre es muy socorrido.

Parece burdo, pero funciona. Esperanza bien lo sabe. El principio noveno, el de silenciación, es clave, en buena sintonía con el tercero: “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que distraigan”

Agnes Moore

EL SÉPTIMO PRINCIPIO DE PROPAGANDA DE AGUIRRE: RENOVACIÓN

Para que los principios de propaganda funcionen desde su simplismo, su repetición y su orquestación, hay que tener en cuenta una prevención. Para cuando el enemigo quiera desmontar tres argumentos hay que haber lanzado otros a la palestra que hayan captado la atención del público.

Además, cuando la atención se centra mucho tiempo en un mensaje simple, no sólo el adversario puede contrarrestarlo, sino que lo más peligroso es que el mismo público puede pensar, desarrollar anticuerpos, crear argumentos en contra, desacreditarlo. Por eso el tema en el que el público deba centrar toda su atención debe cambiar continuamente.

Un día camisetas verdes, otro día Zapatero, otro día los de la ceja, otro día el 15M, otro día los liberados sindicales. No faltan temas simples, repetidos, orquestados, como para elegir cada día el más oportuno.

Atentos a las consignas que los asesores de Aguirre preparan cada día. Obsérvese que si son contestados y presentan fisuras, serán cambiados inmediatamente. La agilidad es clave.

Agnes Moore

LOS 11 PRINCIPIOS DE PROPAGANDA DE AGUIRRE: 4º LA DESFIGURACIÓN

Supongo que habéis observado, en ocasiones, que cosas transcendentes pasan inadvertidas en Madrid, mientras que otras cosas intranscendentes adquieren gran relieve.

No es casualidad. En muchas ocasiones convertir lo irrelevante en transcendente, al servicio de la percepción como amenaza de lo que no lo es, constituye un ejercicio fundamental para algunos gobernantes.

Hablamos del cuarto principio de propaganda de Goebbels, el principio de exageración y desfiguración, consistente en que cualquier acontecimiento, o incidencia, pueda ser convertido en una amenaza para la mayoría de la población.

Todo gobernante sufre las iras de los gobernados que protestan, se manifiestan y, en ocasiones, increpan a sus gobernantes. Bien lo sabe ZP, permanentemente abucheado en el desfile militar del 12 de octubre.

Sin embargo, cuando lo mismo ocurre en una de las cientos de inauguraciones hospitalarias de Esperanza Aguirre y unos pocos trabajadores protestan por el deterioro del sistema sanitario público, son grabados, analizados, insultados, demonizados y calificados de peligro público por parte de los tertulianos y las autoridades.

Convertir las pacíficas acampadas, asambleas y manifestaciones de los jóvenes indignados en poco menos que golpes de Estado forma parte también de esta estrategia propagandística.

Culpabilizar a los profesores que se movilizan pacífica y democráticamente en antipatriotas, y vagos, forma parte de esta inmensa desfiguración y exageración a la que Aguirre nos ha acostumbrado.

No hay casualidad en nada de ello, sino una intencionalidad clara y manifiesta y una extraordinaria capacidad de utilizar a conveniencia y placer el cuarto principio de propaganda del Doctor Goebbeles.

Agnes Moore.