GALLARDÓN, ESPERA Y DESESPERA

Mucho se viene hablando y especulando sobre el salto de Gallardón a la política nacional. El mismo Alberto no se ha molestado en desmentir, sino muy al contrario, ha dado trigo a los pajaritos que propagan la cantinela. Las prisas y la imprudencia, hace ya cuatro años, dieron al traste con la misma pretensión y Rajoy terminó dando con la puerta en las narices al Alcalde capitalino.

Esta vez, Rajoy desearía llevarse consigo a Gallardón. Se lo ha ganado y se lo merece. Pero, Gallardon, se ha cavado su propia fosa. Su incapacidad para controlar y pesar en el PP madrileño, controlado con mano de hierro por Esperanza Aguirre, le ha llevado a plantear una sucesión imbatible para los aguirristas: La Botella al poder. La Botella de Aznar, con sus gaviotas reidoras, sus peras y manzanas, sus bodas familiares en El Escorial.

Ese es el Talón de Aquiles de Alberto. Mariano no puede permitirse dejar la Comunidad de Madrid en manos de Aguirre y de Alcalde Consorte a Aznar.

Por eso el riesgo para el actual Alcalde es tener que quedarse en Madrid, participando en la desestabilización definitiva de Esperanza Aguirre, con la ayuda de unos cuantos cientos de cuadros del PP madrileño, que ahora pasarán a ocupar cargos en el Gobierno del Estado. El Congreso del PP-Madrid va a ser cainita y la lideresa ha decidido prepararlo pasando a cuchillo a Paco Granados, que abandonaba demasiadas veces su despacho en la primera planta de Génova para tomar café en los despachos de las plantas superiores del PP Nacional.

Tras los Congresos Nacional y Regional del PP, alcanzando el objetivo de controlar Madrid, Mariano auparía a Gallardón a un Ministerio, cuando se produjera la primera remodelación del Gobierno, algunos de cuyos ministros se quemarán a lo bonzo con los primeros recortes de choque.

Eso sí, Rajoy incorporaría ahora a parte del equipo Gallardón en puestos de segundo nivel. Ahí se habla de Manuel Cobo como Secretario de Estado de Deporte, o Concepción Dancausa en Servicios Sociales, o Dependencia. Incluso Juan Bravo podría entrar como Secretario de Estado de Hacienda.

Dolores Brenson

Anuncios

0 Responses to “GALLARDÓN, ESPERA Y DESESPERA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: