Archivo para 23 abril 2011

HIJOS DE MALA MADRE

Empiezan por insultar, siembran el odio, crispan el ambiente, atacan a las abortistas, a los homosexuales, a los inmigrantes, a los sindicatos. Atacan a los oponentes políticos. Degradan la imagen de los políticos y de las instituciones. Fijan objetivos a batir con dianas y puntos de mira sobre sus nombres escritos en un mapa.

Al final piden rezar cuando un descerebrado desenfunda un arma, pistola, fusil, ametralladora, o similar y se lía a tiros con alguien de carne y hueso.

Son de ese tipo de gente soez que lo arreglaría todo volviendo 75 años atrás en la Historia de España, en lugar de retomar 80.

Son tipos que no aman a sus hijos, y malas madres que no calculan el efecto de sus palabras sobre sus hijos. Malas gentes que viven de sembrar odio con sus palabras, en sus tertulias.

Se forman cada día sembrando odio en nuestros hijos. Odio interminable, infinito y yo, que soy madre, no quiero que mis hijos escuchen esas palabras y crezcan embaucados en el odio ancestral de esas malas madres, de esos padres mal nacidos.

Lauren Henson

LA OPERACIÓN PRESIDENCIAL

Circula por internet, al alcance de cualquiera, una carta de una limpiadora del Hospital Clínico de Madrid enojada por el aprovechamiento publicitario que la Señora Presidenta, Esperanza Aguirre, ha orquestado a cuenta de su operación.

La limpiadora afirma que “Así tenemos a la “Belén Esteban” del circulo político haciendo su show. Una persona que no va a tener problema alguno, con hacerse todas las pruebas en un tiempo record, (que dicho de paso, podrían haberse realizado en la privada), en ser operada de inmediato por los mejores cirujanos, sin temer por “su” tristemente famosa lista de espera, y que va a paralizar como poco, media planta para ella sola. Pero muy chula ella va a la pública… Y lo proclama”.

A continuación la limpiadora describe el paso de cualquiera de estos políticos por el hospital: “Para ellos Soy una limpiadora de la sanidad pública, y sé lo que conlleva tener un político entre nuestras paredes. Para ellos solos, como mínimo: media planta bloqueada, para ellos solos los mejores médicos, cirujanos, fisioterapeutas, volcados al 100% sobre ese caso, para su exclusividad una sola limpiadora que se aburre religiosamente todo el puñetero día, teniendo que estar pendiente de cualquier cosa que pueda surgir. Se nos entrega un carro nuevo. Los políticos no pueden ver un carro viejo. Los cubos también son nuevos y relucientes. La fregona recién estrenada. La presa: ídem, El palo de la fregona y escoba, recién sacados del almacén. Que no falte un cepillo sin estrenar… Todo exclusivamente para ellos. A lo largo del año, tenemos que trabajar de cualquier manera, con palos rotos, carros que se atascan, en vez de rascadores, con cuchillos o lo que pillemos, y mucho nos cuesta obtener que nos cambien el carro que nos rompe la espalda un día sí y otro igual, o una presa que escurra sin que tengamos que destrozarnos el lomo”.

“Volviendo a nuestra planta bloqueada y “súper” vigilada: El carro, sus artilugios y la limpiadora al pie del cañón pero sin ser visibles. Solo si se precisa de nuestra intervención, saldremos del escondite que se nos asigna, para sigilosamente cumplir en el acto sin la más mínima espera, la labor solicitada y desaparecer otra vez a esperar la siguiente alerta”.

“Si vienen familiares, la Casa Real, o políticos a visitar al paciente, a las limpiadoras se nos pide que nos esfumemos junto con nuestro material para no dañar la vista soberbia de toda esa gente, que no sé en qué planeta viven, en todo caso, no en el mismo que yo. Se nos hace fregar una y otra vez todos los pasillos por donde se les pudiese ocurrir pasar esas ilustres visitas. Hay un tal despliegue tanto inútil como vergonzoso cuando tenemos un paciente de esa índole, que deberían sonrojarse pensando en cómo y cuánto perturban un lugar público que ellos utilizan como si fuese un palacio privado con todo y todos a sus pies”.

Se queja nuestra limpiadora de que “Cuando acaba todo ese follón, todos los agradecimientos son siempre para los mismos, y los demás, como siempre, somos simple escoria invisible”.

Luego se toma un cafetito y culmina su reflexión de la siguiente manera: “Así que como comprenderéis, cuando me voy a tomar un cafecito para relajarme, ya algo tensa por lo que no puedo fumar junto con mi cafecillo, cojo la prensa del día y veo que las noticias van del bultito de Doña Esperanza Aguirre, invadiendo varias páginas, me arruinan mi café, mi ratillo de relajo sin mi cigarrillito y recuerdo que de 100 ptas. que me costaba antes, ahora me está costando 1,40 euros y que mi sueldo sí menguó, al igual que los contratos ofertados…”

Parte nuestra limpiadora de una reflexión inicial que prefiero reproducir al final: “Doña Esperanza Aguirre a 90 días de las elecciones hace público su estado de salud… Y más que transparencia, me sabe a publicidad de campaña pre-electoral. Desde luego, a esta mujer, hasta un cáncer le es útil para luchar y competir. A mí ni me apena, ni me alegra, ni me afecta que le detectaran tan precozmente un simple bulto en la mama. No es familiar ni amiga mía. Son cada vez más y más mujeres que padecen de un cáncer de mama, y muchas pierden un pecho, y muchas aún fallecen, y muchas otras, felizmente, salen adelante. Lo más preocupante para mi, al respecto, sería saber ¿qué hacemos para que en esta sociedad aturdida por tanto consumismo y poco respeto por nuestro entorno, tenemos cada vez un mayor incremento de cánceres de mama?”.

La autora firma como G.V., iniciales supuestas. Tal vez no sea ni limpiadora. En todo caso su ficción no dista mucho de la esperpéntica y política realidad.

Clara Penedés

UN PSOE A PIE DE CALLE

Hule a elecciones y el Partido Socialista madrileño se ha lanzado de cabeza a la piscina electoral. Como Aguirre, durante años, se ha ocupado de copar las concesiones de Televisión Digital Terrestre y ondas radiofónicas, los socialistas han creado un nuevo medio impreso, el periódico A pié de calle, dedicado a contar y cantar las bondades del socialismo local y regional madrileño.

Sin embargo se notan las prisas y resulta demasiado brusco, tosco y evidente, el cariz propagandístico de la iniciativa. Los titulares no dejan duda: Alcorcón, ciudad de vivienda pública. El Ayuntamiento de Arroyomolinos no debe ni un euro ni a proveedores ni a bancos. Fuenlabrada: Los tribunales creen que la cámara oculta era totalmente legal. Los humos de Gallardón. Carla Antonelli a las listas de Gómez. La ineficiente aplicación de la Ley de dependencia en Madrid y la desatención de Aguirre al Parque de la Sierra de Guadarrama. Una noticia para IU, otra para UPyD. Páginas de deportes, salud, Televisión, agenda, cine, cocina y un abogado laboralista de la CGT glosado en contraportada.

Columnas de opinión para Eduardo Sotillos del PSOE y Cristina Cifuentes, el rostro amable y tuitero del PP. En páginas interiores otra de Gregorio Gordo por IU.

Un proyecto diseñado para durar año y medio, que descansa sobre una decena de profesionales que se reparten Madrid para buscar material informativo. Que las elecciones nos cojan confesados con estos mimbres contrapuestos al poder absoluto de Aguirre en las televisiones y radios madrileñas. Un periódico semanal de partido, con guiños y toque de pluralidad que nada remedian.

Jane Coomer


Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,640 hits