LIBIA Y CHINA

Se congratula el mundo con la lucha por la libertad, contra la opresión y las dictaduras en el Norte de África. Pero es éste un sentimiento contradictorio. Su lucha por la libertad nos cuesta pagar más caro el petróleo y la electricidad y todo aquello cuyo proceso de elaboración y precio final, tiene que ver con la energía.

Aunque lo cierto es que el petróleo que nos venden hoy, a precio de oro, lo pagaron ayer a precio de saldo, la justificación de los especuladores sigue siendo que la libertad en el Norte de África cuesta cara a los bolsillos de los consumidores europeos.

Algunos, los menos por ahora, empiezan a evaluar el coste que tendrá la inevitable revuelta china, o india, o árabe. Son las cosas de un mundo globalizado, todos vemos la tele y entramos en Internet. Todos sabemos que el tren de vida estadounidense, o europeo, no es exportable a todo el planeta, porque no hay petróleo para tanto coche, por más que limitemos la velocidad a 110 km por hora.

El día que China sea Libia, nuestro mundo habrá terminado.

Laura Sawn

Anuncios

0 Responses to “LIBIA Y CHINA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: