ALICIA DELIBES, SEÑORA DE REGINO.

Tras todo gran hombre, cuentan, se encuentra una gran mujer y detrás de Regino (García-Badell), a su lado y, en muchas ocasiones, dos pasos por delante, se encuentra su consorte Alicia Delibes.

Si Regino es sobrino de Carlos Arias Navarro, Alicia desciende de Jacques Linniers, Virrey de la Plata allá en Buenos Aires, con Napoleón y Fernando VII. Familia de Cari Lapique, la mujer de Carlos Goyanes y sobrina carnal del escritor Miguel Delibes.

Buena deportista, está acostumbrada a competir y ansía ganar. Licenciada en Ciencias Exactas, impartía matemáticas en Institutos Públicos desde 1972. Se casa con Regino. Da clases, en comisión de servicios, en diferentes lugares de Europa y a su vuelta a España en 1994, de la mano de Regino, establece amistad con Federico Jiménez Lozanitos y entra a colaborar en la COPE, como “experta” tertuliana en temas educativos. Publica artículos en Libertad Digital donde ataca la LOGSE (La Ley de Educación del PSOE) y defiende la LOCE (la Ley Educativa del PP). Opiniones cargadas de descalificaciones, “teorías” del aprendizaje, ataques a las “estupideces socialdemócratas”.

Apoya abiertamente la primera guerra de Irak y combate el “igualitarismo” que ha hundido el sistema educativo español. En resumen, no le parece bien que a los Institutos llegue cualquiera. Se adentra en la Historia como precursora del revisionismo histórico y critica con dureza a los reformadores como Giner de los Ríos y su Institución Libre de Enseñanza. Incluso se atreve con los reformistas del franquismo y ataca a Villar Palasí, y su reforma educativa de 1970.

Alaba las privatizaciones educativas de Tatcher en Gran Bretaña y desprecia la educación de los nórdicos.

Ya no da clases. La han destinado al CIDE, el Centro de Investigación Educativa, donde hace pocos amigos, pero desde donde se dedica a la formación de hornadas de jóvenes liberales y profesores de secundaria, organizados en torno a la editorial UNISON. Con tamaño currículo y de la mano del protagonismo alcanzado por Regino en el Tamayazo que derroca a Simancas y permite a Esperanza Aguirre tomar la presidencia de la Comunidad de Madrid, es designada, de nuevo a dedo, Directora General de Ordenación Académica de la Comunidad de Madrid, encargándose de la urgente aplicación de la LOCE, antes de que el nuevo Gobierno socialista en España, apruebe la LOE.

Es ahora cuando publica en la editorial UNISON el libro “La Gran estafa: el secuestro del sentido común en la educación”. Opinión y agitación ultra en estado puro. Un esfuerzo similar al de su amiga, la directora de la editorial que ha publicado otro panfleto titulado “la secta pedagógica”. Se llama Mercedes Ruiz Paz y sucede a Alicia en las tertulias de la COPE, para ocuparse luego de la Jefatura de Servicios de Ordenación Académica, a dedo por supuesto, de donde pasó a ser jefa de Estudios del Colegio Tierno Galván de Alcobendas, donde Esperanza Aguirre inauguró el curso 2007-2008, con niños y niñas de uniforme, en esa batalla de uniformar a los niños de colegios públicos, que se le ocurrió a la Presidenta.

Mientras tanto la mujer de Jiménez Losantos, María Milagros Torres Cayuela, era nombrada Jefa de Servicio de Formación del Profesorado, a dedo, claro.

Alicia, desde su cargo, se dedica a colaborar en las FAES y publica artículos en la revista aznarista, haciendo méritos para alcanzar el puesto de Consejera de Educación en la siguiente legislatura. El PP gana de nuevo en Madrid, pero Alicia no llega a ser consejera. Tiene que conformarse con la Viceconsejería.

El puesto de Consejera está reservado para Lucía Figar. Es joven, guapa, inteligente y mujer de Carlos Aragonés, el que fuera aguerrido Director de Gabinete de Aznar. Viene de ser Secretaria General de Asuntos Sociales con el Ministro Zaplana y Consejera de Inmigración con Esperanza Aguirre. Es la flor y nata del PP y se prepara para altas misiones, arropada por los ya no tan jóvenes peperos del clan de Becerril y es madrina del nieto de Aznar, Rodrigo Agaz Aznar.

Sin embargo Alicia, desde su Viceconsejería, es el alma de las políticas educativas de Aguirre en Madrid para impulsar la enseñanza privada concertada. Privatiza centros Públicos como el de El Álamo, intenta cerrar Escuelas Infantiles Públicas, depura directores y directoras poco afines, se opone activamente a la asignatura de educación a la ciudadanía, boicotea la LOE, desmantela los Centros de Formación y apoyo al profesorado, la emprende contra la Red de Orientación, desmantela Escuelas de Adultos, reduce el numero de profesores, entrega servicios a empresas privadas , ataca los derechos laborales, sindicales y a la jubilación anticipada.

Cuentan que Aguirre se cuida de contar en cada Consejería con cargos de absoluta confianza. Regino, a su lado, y su mujer, Alicia, pegadita a la niña Lucía, para que no cometa errores, ni se aparte de la linde.

Regino, Alicia, una parejita feliz, de las de toda la vida, que han sabido enmendar con creces los pecadillos “progres” de su juventud y formar parte del núcleo dirigente como autores incontestables del discurso ideológico, de la aristocracia endogámica que gobierna el cortijo madrileño en el que Esperanza Aguirre ha sabido convertir la capital del Reino.

Corte de los Milagros. Condado del pelotazo. Esperpento de primera calidad. En el resto de España nos miran raro, no lo pueden entender, ni aunque lo vean en vivo y en director, cada día.

Lillian Hammett

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,640 hits

A %d blogueros les gusta esto: