Archivo para 29 noviembre 2010

MIGUEL BERNARD, EL LIBERADO SINDICAL.

Miguel Bernard fundó el “sindicato” Manos Limpias allá por 1995, tras un fallido intento de ser diputado europeo al frente del Partido Derecha Española que él mismo había creado.

Miguel Bernard es un conocido dirigente de Fuerza Nueva, admirador de Blas Piñar, y Secretario General del Frente Nacional.

Como funcionario municipal del Ayuntamiento de Madrid, ya intentó acusar a Enrique Tierno Galván y a sus concejales Joaquín Leguina y José Barrionuevo ante los tribunales, amparado en su cargo de delegado sindical del Frente Nacional de Trabajo, evitando así todo tipo de sanciones.

Incapaz de aprobar las oposiciones para ser Jefe de Servicios de la Policía Municipal de Madrid, encontró su oportunidad de oro de la mano de Ángel Matanzo, el famoso clausurador de discotecas, sex-shops y teatros, ya bajo gobiernos del PP, del alcalde Álvarez del Manzano.

Fueron años de gloria para Bernard que presumía “ahora que el PP se ha centrado, nosotros somos la derecha nacional pura y dura”. Y como duro se oponía al aborto y como duro defendía la pena de muerte.

Por eso intenta abrirse camino en la política, reitero sin éxito alguno. Pero es tipo de recursos y crea Manos Limpias, un “sindicato” sin afiliados, sin delegados, pero con Miguel Bernard como liberado, que no acude a trabajar más en el Ayuntamiento. No tiene representantes en ningún centro de trabajo, aunque acudió a las elecciones sindicales del Ayuntamiento de Madrid en las listas de CSI-CSIF en 2007, el sindicato más afín a Esperanza Aguirre en la Comunidad.

Un sindicato sin afiliados, sin delegados elegidos por los trabajadores, pero con liberados. ¿Serán de los que habla Esperanza Aguirre cuando habla de privilegios inaceptables de los liberados sindicales? ¿Gallardón le meterá mano a Miguel Bernard o le seguirá manteniendo liberado con tal de no tener que soportarle cada día?.

Noah Thyssen

COSAS DE REGINO, EL ESPE’S MAN

Manuel Soriano, en su etapa como Director General de Radio Televisión Madrid, gracias a un currículo cuyo mejor dato profesional consiste en haber sido jefe de Prensa de Esperanza Aguirre, en su etapa como Ministra de Educación, Manuel Soriano, insisto, dirige un tarjetón a Regino, dándole cuenta del reportaje coproducido por Pedro Jota y Telemadrid, sobre los atentados del 11-M. Un reportaje ideológicamente infumable de teorías de la conspiración.

El tarjetón en cuestión da cuenta, del puño y letra de Soriano:
Querido Regino. Te mando la primera parte del documental que daremos el jueves y el viernes en prime Time. Pásaselo a la Presidenta. Creo que ha quedado bastante bien cinematográficamente e .. ideológicamente …

Un abrazo. Manolo

Sin comentarios.

Regino en otro momento, nos cuenta da cuenta de su actividad cotidiana al servicio de Esperanza. Un día tipo de campaña electoral:
“Soy un gabinetero típico: un negro. No sé nada de agenda, ni de logística, ni de actos electorales. Yo lo que hago es dar el último brochazo a los mensajes, redactar discursos y preparar el fondo argumental de los bolos del día. Aunque no siempre. Esperanza es muy indisciplinada, muy intuitiva, para bien o para mal. Y yo tengo fe en su instinto político: al final es ella quien decide qué dice y qué no. Mi equipo de argumentarios y yo nos citamos a las 8:00 para leer la prensa y hacerle un resumen a la candidata. De todo ¿eh? información local, nacional, internacional, deportes, economía … Si durante el día los periodistas se le acercan y le preguntan algo, cualquier cosa, ella tiene que saber de qué va el asunto. Luego preparamos el bolo del día, repasamos los mensajes y ya está”.

Ese es Regino, sí señor. Su trabajo lo explica él mismo y le define. Todo un anarquista en la juventud que ya intuyó el anarcoliberalismo en estado puro. La corriente ideológica que alimenta a Esperanza Aguirre y es amamantada por ella.

Lillian Hammett

FAMILIARES DEL ESPE’S MAN REGINO

Regino García-Badell, ya quedó explicado, ha realizado una larga carrera para acabar de negro de Esperanza Aguirre, al frente de su gabinete presidencial. Cuentan de él que, además de sobrino de Arias Navarro y compañero de clase del esposo de la Presidenta, es también primo de Gerardo Díaz Ferrán, que fuera presidente de la CEIM, Cámara de Comercio, propietario de todo tipo de negocios como Viajes Marsans y concesionario de todo tipo de servicios privatizados, además de miembro de la alta dirección de CajaMadrid.

Todo ello antes de asaltar la Presidencia de la CEOE, y pegarse a su silla, hasta que lo saquen próximamente con agua escaldada. Impulsador y muñidor de todo tipo de operaciones de privatización de servicios públicos. Según él “la mejor empresa pública es la que no existe… Se tienen que privatizar todas las empresas públicas y la gestión de todos los servicios públicos”. Recuérdese el comentario de Gerardo, a micrófono abierto, sobre la Presidenta: “esta tía es cojonuda”.

Entre los familiares de Regino se encuentra, además, el Director General de Banesto, Juan Delibes, hermana de su esposa Alicia

Lillian Hammett

ALICIA DELIBES, SEÑORA DE REGINO.

Tras todo gran hombre, cuentan, se encuentra una gran mujer y detrás de Regino (García-Badell), a su lado y, en muchas ocasiones, dos pasos por delante, se encuentra su consorte Alicia Delibes.

Si Regino es sobrino de Carlos Arias Navarro, Alicia desciende de Jacques Linniers, Virrey de la Plata allá en Buenos Aires, con Napoleón y Fernando VII. Familia de Cari Lapique, la mujer de Carlos Goyanes y sobrina carnal del escritor Miguel Delibes.

Buena deportista, está acostumbrada a competir y ansía ganar. Licenciada en Ciencias Exactas, impartía matemáticas en Institutos Públicos desde 1972. Se casa con Regino. Da clases, en comisión de servicios, en diferentes lugares de Europa y a su vuelta a España en 1994, de la mano de Regino, establece amistad con Federico Jiménez Lozanitos y entra a colaborar en la COPE, como “experta” tertuliana en temas educativos. Publica artículos en Libertad Digital donde ataca la LOGSE (La Ley de Educación del PSOE) y defiende la LOCE (la Ley Educativa del PP). Opiniones cargadas de descalificaciones, “teorías” del aprendizaje, ataques a las “estupideces socialdemócratas”.

Apoya abiertamente la primera guerra de Irak y combate el “igualitarismo” que ha hundido el sistema educativo español. En resumen, no le parece bien que a los Institutos llegue cualquiera. Se adentra en la Historia como precursora del revisionismo histórico y critica con dureza a los reformadores como Giner de los Ríos y su Institución Libre de Enseñanza. Incluso se atreve con los reformistas del franquismo y ataca a Villar Palasí, y su reforma educativa de 1970.

Alaba las privatizaciones educativas de Tatcher en Gran Bretaña y desprecia la educación de los nórdicos.

Ya no da clases. La han destinado al CIDE, el Centro de Investigación Educativa, donde hace pocos amigos, pero desde donde se dedica a la formación de hornadas de jóvenes liberales y profesores de secundaria, organizados en torno a la editorial UNISON. Con tamaño currículo y de la mano del protagonismo alcanzado por Regino en el Tamayazo que derroca a Simancas y permite a Esperanza Aguirre tomar la presidencia de la Comunidad de Madrid, es designada, de nuevo a dedo, Directora General de Ordenación Académica de la Comunidad de Madrid, encargándose de la urgente aplicación de la LOCE, antes de que el nuevo Gobierno socialista en España, apruebe la LOE.

Es ahora cuando publica en la editorial UNISON el libro “La Gran estafa: el secuestro del sentido común en la educación”. Opinión y agitación ultra en estado puro. Un esfuerzo similar al de su amiga, la directora de la editorial que ha publicado otro panfleto titulado “la secta pedagógica”. Se llama Mercedes Ruiz Paz y sucede a Alicia en las tertulias de la COPE, para ocuparse luego de la Jefatura de Servicios de Ordenación Académica, a dedo por supuesto, de donde pasó a ser jefa de Estudios del Colegio Tierno Galván de Alcobendas, donde Esperanza Aguirre inauguró el curso 2007-2008, con niños y niñas de uniforme, en esa batalla de uniformar a los niños de colegios públicos, que se le ocurrió a la Presidenta.

Mientras tanto la mujer de Jiménez Losantos, María Milagros Torres Cayuela, era nombrada Jefa de Servicio de Formación del Profesorado, a dedo, claro.

Alicia, desde su cargo, se dedica a colaborar en las FAES y publica artículos en la revista aznarista, haciendo méritos para alcanzar el puesto de Consejera de Educación en la siguiente legislatura. El PP gana de nuevo en Madrid, pero Alicia no llega a ser consejera. Tiene que conformarse con la Viceconsejería.

El puesto de Consejera está reservado para Lucía Figar. Es joven, guapa, inteligente y mujer de Carlos Aragonés, el que fuera aguerrido Director de Gabinete de Aznar. Viene de ser Secretaria General de Asuntos Sociales con el Ministro Zaplana y Consejera de Inmigración con Esperanza Aguirre. Es la flor y nata del PP y se prepara para altas misiones, arropada por los ya no tan jóvenes peperos del clan de Becerril y es madrina del nieto de Aznar, Rodrigo Agaz Aznar.

Sin embargo Alicia, desde su Viceconsejería, es el alma de las políticas educativas de Aguirre en Madrid para impulsar la enseñanza privada concertada. Privatiza centros Públicos como el de El Álamo, intenta cerrar Escuelas Infantiles Públicas, depura directores y directoras poco afines, se opone activamente a la asignatura de educación a la ciudadanía, boicotea la LOE, desmantela los Centros de Formación y apoyo al profesorado, la emprende contra la Red de Orientación, desmantela Escuelas de Adultos, reduce el numero de profesores, entrega servicios a empresas privadas , ataca los derechos laborales, sindicales y a la jubilación anticipada.

Cuentan que Aguirre se cuida de contar en cada Consejería con cargos de absoluta confianza. Regino, a su lado, y su mujer, Alicia, pegadita a la niña Lucía, para que no cometa errores, ni se aparte de la linde.

Regino, Alicia, una parejita feliz, de las de toda la vida, que han sabido enmendar con creces los pecadillos “progres” de su juventud y formar parte del núcleo dirigente como autores incontestables del discurso ideológico, de la aristocracia endogámica que gobierna el cortijo madrileño en el que Esperanza Aguirre ha sabido convertir la capital del Reino.

Corte de los Milagros. Condado del pelotazo. Esperpento de primera calidad. En el resto de España nos miran raro, no lo pueden entender, ni aunque lo vean en vivo y en director, cada día.

Lillian Hammett

REGINO, EL ESPE’S MAN

Construir un condado, un cortijo, como el que Aguirre (Esperanza) edifica cada día en Madrid, necesita de muchas personas conocidas y no tan conocidas, pero no menos necesarias, fieles al proyecto personal de Espe. Uno de estos hombres de Espe, un es espe’sman clave, es Regino García-Badell.

Regino, hijo de buena familia, sobrino carnal de Carlos Arias Navarro, notario entre lágrimas de la muerte de Franco. Regino era, pese a su tío y su familia, un progre cercano a la CNT, que asiste al histórico concierto de Raimon y a manifestaciones universitarias.

Tan progre es que, a principios de los años ochenta, él y su mujer, llevan a sus hijos al colegio Monserrat, de la Fundación Hogar del Empleado. Un centro educativo claramente progresista en el que los niños de Regino se codean con los hijos de Felipe González, Paca Sauquillo, Maravall, Corcuera, Ernest Lluch y otros tantos. Regino presume entre ellos de progre, afable y crítico con la situación de escasos recursos en los centros de Enseñanza Medias.

Pero Regino y su esposa Alicia miran más alto. Son profes y piden traslado, en Comisión de Servicios, al Colegio Europeo de Luxemburgo, donde se educan los hijos de las más influyentes personalidades europeas que trabajan en instituciones comunitarias. De allí Regino pasa a Alemania y, a su vuelta a Madrid, en 1994, Regino se incorpora al Instituto Isabel La Católica de Madrid. Intuye el matrimonio la inminente caída del gobierno socialista y Regino retoma sus relaciones un poco distante con la familia. Así Regino, en 1996, va a trabajar como asesor de Esperanza Aguirre al frente del Ministerio de Educación. No en vano Regino se ha educado con los jesuitas, junto a personajes como Rodrigo Rato y el esposo de Esperanza Aguirre, conde de Murillo y Grande de España.

Profesor y estudiante revolucionario como fue en sus años mozos, actúa de interlocutor con los estudiantes que se enfrentan con los estudiantes que se enfrentan con huelgas y manifestaciones a las políticas educativas de Aguirre, impulsoras de la enseñanza privada.

Regino acompaña a Aguirre siempre en la sombra y de forma silenciosa. También como su Director de Gabinete en la Presidencia del Senado, hasta que volvemos a verle en acción durante el Tamayazo, el golpe de Estado Civil que derrota a Rafael Simancas y conduce a Aguirre a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, como diputado del PP miembro de la Comisión Parlamentaria del Tamayazo y autor de los discursos más sonados de Esperanza Aguirre.

En la comisión se encarga de poner en marcha el ventilador acusando al PSOE de mantener intereses inmobiliarios. Se levanta, insulta, arremete, grita. Está grabado. Los socialistas son los culpables del Tamayazo

Tras el triunfo electoral del PP en octubre de 2003 en Madrid, Regino no ve cumplidos sus sueños de situarse al frente de una Consejería como la de Educación. Esperanza necesita su pericia, acritud, ironía y punto de mala leche para redactar sus discursos. Tiene que conformarse con situar a su mujer, Alicia, en una Dirección General de la Consejería. Regino es el primero y más cercano asesor de Esperanza Aguirre, ahora como Jefe de Gabinete de la Presidenta autonómica.

De Regino se cuentan maravillas y andanzas, de las que daré cuenta en una próxima entrega.

Lillian Hammett


Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,640 hits