Archivo para 30 agosto 2010

QUIERO SER DINIO ESTEBAN

Hace no mucho tiempo la archiconocida Belén Esteban, la princesa del pueblo, aireaba el problema de una amiga con una vivienda. Quiero decir que aireaba el problema en uno de sus conocidos programas televisivos.

Inmediatamente el Director General de la Vivienda de la Comunidad de Madrid, el Señor Van-Hallen Júnior, recibió a Belén y a su amiga, las cuales salieron de la Consejería encantada de las explicaciones recibidas, aunque sin solución alguna, por supuesto.

Hace unos días Dinio, el famoso cubano al que empezamos a conocer gracias a Marujita Díaz, anunciaba una huelga de hambre para evitar la expulsión de España. De nuevo en un programa televisivo de ultracorazón. De nuevo, un alto responsable de la Consejería de Inmigración de la Comunidad de Madrid ha mantenido una reunión con el personaje.

De nuevo, el personaje sale muy contento de la cita, porque aunque no hay soluciones, (eso es cosa de Zapatero), hay buenas palabras, deseos, e intenciones de no permitir que el tal Dinio termine en manos castristas.

El poder de los medios es incuestionable, primera lección. El deseo de notoriedad y propaganda del gobierno madrileño no tiene límites, sería la segunda.

La tercera proviene de mi experiencia personal reciente. Un joven socorrista de piscina de comunidad de vecinos, joven, alto, bien parecido, un poco tosco en las formas, pero no carente de esa inteligencia vital de la supervivencia, estudiante del mínimo esfuerzo, buen deportista, me cuenta sus avatares y esfuerzos para hacerse un hueco en Gran Hermano, si fuera posible. O en un programa similar como Supervivientes.

Bueno, esa es la tercera lección. Nuestros jóvenes aprenden rápido qué se valora en esta sociedad y cuáles son las mejores herramientas para sobrevivir en ella.

Laura Flanigan.

Anuncios

NADIA IVANOVA, MI INMIGRANTE

Nadia Ivanova (nombre virtual) vino de una de esas repúblicas desgajadas de la URSS, el imperio ruso de siempre reconvertido por los soviets. Un imperio desmoronado a golpe de piqueta sobre el Muro de Berlín. Cada cual tiró por su lado, Estonios, Letonios, Lituanos, Azerbaiyanos, Bielorrusos, Ucranianos, Chechenos, Georgianos. Unos más ricos, otros más pobres, otros condenados a las guerras intestinas.
Nadia trabaja en mi casa y en otras muchas casas. Acusa a los rusos de haberse llevado el dinero de su país, condenándolos a la crisis permanente, al conflicto político, a la lucha social, a los salarios bajos y los precios altos… y a la emigración.
Nadia dejó a sus hijos a cargo de su anciana madre y, con su marido, se vino para España. Aquí había trabajo y empresarios dispuestos a dar trabajo, con o sin papeles, con o sin contrato. Podía haberlo intentado en Alemania o en Francia, pero en España era más fácil evadir los controles de la economía sumergida y la contratación irregular. Así que aquí está.
Durante unos años, Nadia ha podido trabajar y mandar dinero a sus hijos, que estudian en universidades. Su marido ha trabajado a destajo en la construcción, en un trabajo tóxico, bebiendo dos litros de leche diarios para intentar paliar los efectos de los gases inhalados. Pero la construcción se ha hundido. El marido no tiene trabajo y ella trabaja mal que bien, pero ya no puede mandar dinero. Además tienen que pagar un crédito que pidió para arreglar su casa en su país. Eran buenos tiempos. Quién iba a pensar que faltara el trabajo.
Nadia es tremendamente religiosa. Visita su iglesia ortodoxa siempre que puede. Si no va a una iglesia católica. Ahora ha depositado todas sus esperanzas en un viaje a Fátima, organizado por una parroquia. Allí venden unas vírgenes cuyo manto cambia de color al ritmo del tiempo que se avecina.
El futuro de Nadia y el de su marido es incierto. Ella cuida a nuestros viejos, limpia nuestras casas, va cumpliendo años y está cada vez más cansada. Su marido lleva meses, casi años en el paro y piensa utilizar amigos moscovitas para encontrar un trabajo en la capital del imperio.
La situación de muchos españoles es muy dura en esta crisis, pero no suele faltar la familia cerca, para mitigar los golpes. Esta gente no tiene a nadie.
Por eso alucino cuando un vecino cualquiera, en la escalera, culpa de la crisis a los emigrantes que vinieron a ocupar nuestros puestos de trabajo y a mandar dinero a sus paises.

Inma Reichmann

PRIMARIAS EN EL PSM

No lo podría escribir en mi periódico, pero los compañeros del Callejón del Esperpento me brindan la oportunidad de explicar cómo veo yo las primarias madrileñas. Me suenan a estrategia de altos vuelos de la cúpula socialista, mientras la derecha muerde al anzuelo y sus medios de comunicación alientan una operación que puede dar al traste con una Esperanza Aguirre agotada de proyectos y seriamente cuestionada en Génova. Vamos, que se pueden estar cavando la tumba en Madrid.

Tanto si gana Trinidad Jiménez, como si lo hace Tomás Gómez, el PP tendrá serios problemas para revalidar su victoria en Madrid. El PSM cerrará filas tras las primarias en torno a su candidata/o. Habrán dado una lección de “democracia”, justo antes de que se inicie la pelea para configurar las listas municipales madrileñas del PP, donde se explicitará una confrontación entre aguirristas y gallardonistas, que resolverá Génova imponiendo disciplina aprentemente menos “democrática”.

Si gana Trini será muy entretenido ver la confrontación  del trío Espe-Trini-Rosa (Díez, claro). Espe habrá encontrado sus alter ego políticas. Debates esperpénticos en estado puro. Si gana Tomás, será hiperconocido y no tendrá la losa de Zapatero sobre su imagen. Será el candidato socialista que menos pague el desgaste del  Presidente. Todo ventajas.

Cuidado, que la cosa no ha hecho más que empezar. Por cierto, cómo van a querer primarias algunos socalistas como el ínclito Pedro Castro, que lleva décadas autoproclamándose candidato en la capital de la aviación getafense.

En cuanto a Trini, tal vez ha caido en la trampa de fiarse de un Zapatero que siempre ha designado candidatos para perder en Madrid. Año entretenido el que se avecina, de incalculabes consecuencias si una vez más acierta Kynes: Lo inevitable nunca ocurre, lo improbale siempre.

Reiner Thomas

SARAH (MAGO) PALIN

Nuestra pobre de solemnidad.  Nuestra pobre de pedir.  Nuestra Presidenta madrileña, condesa consorte de Murillo, volvió encantada de la Convención Republicana en Estados Unidos.  En aquel magnífico escenario, descubrió un nuevo valor político, representado por Sarah Palin, candidata a Vicepresidenta de Estados Unidos en la candidatura de McCain.

Cuando McCain perdió ante Obama y la Palin se retiró a su reino de las Nieves en Alaska, Esperanza entendió perfectamente que se trataba de una retirada táctica para afrontar una nueva etapa para la renovación generacionaly de ideas de los  republicanos.

Sarah Palin volvió arropada por su Tea Party.  Temeraria, imprudente, arriesgadas, populista como nunca, ha llevado a uno de sus  muchachos Rand Paul, a la candidatura republicana para el Senado por Kentucky.  Inmediatamente el tal Rand, ha sacado a pasear sus convicciones, justificando la segregación racial y acusando a Obama de intentar poner su pié sobre el cuello de BP, cuando inundar  de petróleo el Golfo de México, es tan sólo un accidente y, a veces, los accidentes pasan.

El propio Presidente del Comité Nacional Republicano ha tenido que salir a matizar que este tipo de declaraciones se encuentra fuera de lugar, aunque no se pueden condenar.  Buena muestra del poder del Tea Party en el seno del Partido Republicano.

El mismo poder que Aguirre desearía en el seno del Partido Popular.  Para ello, ha comenzado a impulsar reuniones del “carajillo party”, en las que se da cabida a variados personajes procedentes de las FAES, o del periodismo que comparte tertulias en casi todas las TDT, casi todas las radios y casi todas las columnas periodísticas afines a la lideresa.  Este grupo selecto marca las líneas maestras de la estrategia Tea Party en Madrid.

Un Grupo selecto, que según me informan, cobra en negro, con tarjetas regalo.  No diré sus nombres, pero mira la parrilla de invitados de la TDT de Aguirre y te harás una idea de la plantilla del Tea Party en Madrid, la Covadonga desde donde la derecha ultraconservadora quiere conquistar España.  Esperanza Aguirre a la cabeza.

Vuelve la España Cañí.  Y que conste que sólo hablo y escribo porque nadie ha contado conmigo ofreciéndome una tarjeta regalo.

Noah Berstein


Actualizaciones de Twitter

Blog Stats

  • 13,702 hits