LA IRRESISTIBLE ASCENSIÓN DE ARTURO

La historia es ya conocida.  El abuelo tenía una tienda de escopetas.  Una armería que suministraba herramientas de caza a los siempre abundantes cazadores de la Corte de los Milagros.  También a la Casa Real, pues bien sabido es que los Borbones han sido siempre amantes de esta disciplina deportiva a campo abierto.

Para tener una armería de prestigio hay que tener campo de tiro, aunque sólo sea para probar las armas.  Y ya que probamos un arma, podemos tomar un aperitivo y si fuera necesario, comer.  Necesitamos un restaurante, que dé comidas y, si fuera necesario, cenas.  Una buena comida pide una buena siesta y, si se echa la noche encima y la compañía es buena, no viene mal disponer de alojamiento. 

El abuelo de Arturo Fernández dispone del campo de tiro, la cantina y el alojamiento allá por Cantoblanco.  Por allí pasan la flor y nata de la Corte.  El negocio prospera y, aunque el padre no da mucho vuelo ni aire al negocio, porque la corte franquista no es lo mismo, seamos sinceros.  Ni todos los hijos tienen la misma predisposición para el negocio.  Pero ahí está Arturo, el nieto del fundador de un negocio familiar, el hombre oportuno para el momento oportuno.  La restauración de monarquía y el estreno democrático son la oportunidad de oro. 

Poco a poco nuestro Arturo va construyendo un imperio de restaurantes, hoteles, gasolineras, catering y comidas para colegios, hospitales, empresas, con capital en Cantoblanco donde se encuentra la casa madre.

La llegada de Esperanza Aguirre al poder madrileño brinda nuevas oportunidades de servir comidas y catering en recepciones, e inauguraciones interminables.  Arturo se adentra en el mundo de la educación y funda colegios y hasta un nuevo hospital, el de Vallecas, a pachas con otros inversores privados.

De la mano de Esperanza y de su cuñado, Díaz Ferrán, accede a la Presidencia de la patronal  madrileña (CEIM), cuando Ferrán se aventura a presidir la CEOE. 

Arrima el hombro para desalojar a FeFé (Fernando Fernández Tapias), antecesor de Díaz Ferrán en la CEIM, de la Presidencia de la Cámara de Comercio, aunque tiene que plegarse a los deseos de la Presidenta madrileña y ceder la Cámara a un pastelero real llamado Santos Campano, otro personaje habitual del Callejón del Esperpento.

Sin embargo ahora, los méritos de Arturo se ven reconocidos y sus aspiraciones colmadas.  Ha demostrado con su asistencia a cientos de actos e inauguraciones su disponibilidad y buena disposición y ahora sí, prepara su desembarco en la Presidencia de la Cámara de Comercio de Madrid, mientras Santos Campano se ve relegado a presidir la organización de los autónomos de la CEIM.

En buenas relaciones con la Presidenta, los sindicatos madrileños, el Real Madrid de Florentino, el Atleti de Cerezo y hasta la casa Real.  Trabajador incansable, Arturo ha preparado poco a poco su irresistible ascenso.  Por las redacciones circula un rumor persistente que apunta a que Gerardo Díaz Ferrán tiene los días contados al frente de CEOE y, aprovechando las tensiones entre los barones autonómicos catalanes o andaluces, Arturo podría encontrar un resquicio para colarse, de la mano de su cuñado, en la presidencia de la mismísima patronal española, errática desde que el patrón de patrones, el desaparecido Cuevas, dejara, de mala gana, su cargo.

Albert Sutherland.

Anuncios

3 Responses to “LA IRRESISTIBLE ASCENSIÓN DE ARTURO”


  1. 1 jose mayo 5, 2010 en 7:11 pm

    estimado amigo escritor si dejas el nombre fuera de todo lo especificado anteriormente veras como cualquier personaje de nuestro tiempo puede ser perfecto para ser lo que tu expones, es lo que tiene llegar a tiempo y rodearse de las personas con poder
    yo siermpre e luchado por tener un pequeño restaurante de mi propiedad conozco al sr arturo conozco al sr ferran pero tambien conozco al sr pastelero como dices como conozco a todos los politicos desde que el sr suarez era director de la primera cadena de tve osea desde el año 1967 conozco por mis trabajos en los mejores establecimientos de hosteleria de este pais a miles de personajes como describes al sr arturo, pero para poder saber a que te refieres si para alabar o para perjudicar a estos personajes me gustaria saber mas y por supuesto yo te podria dar mas informacion de todo tipo lo unico que me gustaria que se pudiese decir es la verdad es decir si tienes alguna queja dila si tienes alguna denuncia hazla porque sin creo que te metere en el saco de mis personajes que te puedo asegurar hay miles y por desgracia ninguno aporta ninguna mejora para este pais que lo quie le sobra es personajes un saludo jose

    • 2 elcallejondelesperpento mayo 7, 2010 en 12:21 pm

      Excelente el comentario. Efectivamente el callejón del esperpento está plagado de este tipo de personajes. Imagino que los podría encontrar a miles y en todos los lugares de la tierra. Así que hay mucho que hacer para sacarlos a flote, para que sean conocidos, para que se hable de ellos. Sólo soy un periodista, a lo mejor, como bien dices, del mismo saco, pero me parece que escribirlo me libera, nos libera y nos hace reaccionar. A lo mejor coincido algún día en tu restaurante. Si así es espero que nos reconozcamos por la mirada.

    • 3 elcallejondelesperpento mayo 7, 2010 en 12:27 pm

      Bueno, quiero decir que deseo que tengas un excelente restaurante, claro. Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: